Saber Perder

Enseña a tus hijos a competir, a saber ganar y a saber perder.

Enseña a tus hijos a competir, a saber ganar y a saber perder.

Aprender a ganar es fácil. Nos hace sentir bien y nos alegra. Sin embargo, aprender a perder cuesta un poco más. Muchos niños, e incluso adultos, para qué negarlo, toleran muy mal la derrota: se enfadan, culpan a los demás e incluso reaccionan…