El tema del dinero en casa: ¿Discusión permanente?

dinero1

Muchas parejas tienen serios problemas relacionados con el dinero. La preocupación constante por llegar a fin de mes, la falta de dinero, o bien discrepancias en cuanto a su uso tiende a afectar la relación de pareja, dando lugar a múltiples conflictos y reproches. Esto lo único que provoca es empeorar la situación, ya que crean distancia entre la pareja, cuando lo necesario es estar unidos para encontrar una solución a la crisis por la que se está atravesando.

Y es que, al igual que ocurre en otros muchos aspectos, debemos aprender a conocer a nuestra pareja en el aspecto económico, ya que existen ciertas actitudes que pueden traer problemas en el día a día. Así, por ejemplo, suelen acarrear problemas las situaciones en las que el dinero se gasta en exceso, con compras innecesarias, más si esto acarrea endeudamiento. También, es preocupante la situación en la que se ejerce un control excesivo con el dinero, hasta el punto de no disfrutar ni permitir que la pareja lo haga, aun cuando la economía familiar lo permite. Ambas actitudes son totalmente dañinas para la relación, lo ideal es alcanzar un equilibrio que nos permita ser cuidadosos con el dinero y, a la vez, disfrutar con la familia.

Si todavía no se vive con la pareja es importante hablar claramente de este tema, pues si desde un principio se deja claro cómo se administrará el dinero, seguramente se evitarán conflictos o malos entendidos.

Pero bien sea que aún no se comparte la vida diaria (y los gastos) o bien que ya se “camina juntos”, conviene chequear qué pensamos sobre el uso del dinero. Para ello, proponemos que se pueda responder a las siguientes cuestiones:

  • ¿Cuál es tu miedo más grande con relación al dinero? 

  • ¿Cómo pensamos que deberíamos administrar la mayoría de nuestro dinero: con la idea de “vivir para hoy” o bien “vivir para mañana”?
  • ¿Ahorrar es importante para nosotros?

  • ¿Qué aprendiste de tus padres sobre el dinero? 

  • Nombra algo que compraste, pero lamentas el haberlo hecho. ¿Cómo podemos ayudarnos a prevenir esto en el futuro? 

  • ¿Qué haríamos si alguien de la familia o algún amigo nos piden dinero prestado? 

  • ¿Qué cantidad de dinero debería cada uno de nosotros poder gastar sin consultarlo con el otro?


Estas preguntas te pueden servir de guía y puedes añadir todas las necesarias y que mejor se adapten a tu/vuestra situación.

Además, si quieres que el dinero deje de ser un elemento que provoque discordia en tu relación de pareja, prueba lo siguiente:

  1. Haced un presupuesto. Pero hacedlo los dos, como el equipo que sois, indicando claramente cuáles son los gastos fijos y prioridades, para tener claro con cuánto dinero se debe contar al mes para cubrir los compromisos y necesidades básicas.
  2. No aspiréis a tener un nivel de vida que no corresponda con vuestros ingresos. Medid bien en qué merece la pena invertir y endeudarse. Revisad vuestra escala de valores personales y familiares, ya que endeudarse y vivir a crédito suele estar acompañado de altos niveles de estrés y frustración.
  3. Comunicarse clara y abiertamente con la pareja, ya que ocultarle deudas o problemas económicos lo único que provocará es desconfianza.
  4. Mantener una actitud activa y positiva para buscar soluciones frente a crisis financieras.
  5. Igualdad, ya que aún cuando la aportación que cada uno haga para la economía familiar sea distinta, es importante recordar que la responsabilidad es de ambos y necesitáis apoyo mutuo.

Una vez respondidas estas preguntas y puestas en marcha las recomendaciones que os hemos marcado, verás cómo adquirís un mayor entendimiento de cómo cada uno de vosotros, tanto individualmente como en equipo, podéis comenzar a manejar los asuntos de dinero en casa para que el ambiente mejore y no haya tanto motivo para la discusión.

¡Un saludo!

Deja un comentario