Hábitos saludables (y gratis) para fortalecer tu relación de pareja

hábitos

El amor de pareja es uno de los sentimientos más maravillosos que un ser humano puede sentir. La sensación de haber encontrado al amor de tu vida no se compara con ninguna otra, pero en muchas ocasiones la felicidad se termina porque no sabemos cuidar del otro o sencillamente no nos encargamos de cultivar buenos hábitos que nos acerquen más y mejor a la persona que amamos.

Desde aquí, os proponemos algunos hábitos que podéis poner en práctica todos los días para que vuestra relación de pareja se fortalezca y consolide.

  1. Abrazarse más. El contacto físico en pareja es fundamental para mantener viva la fuerza del amor entre los dos.
  2. Saludarse con un beso cada vez que os encontréis. Este beso refuerza el vínculo de pareja y te hace recordar que amas a ese hombre o a esa mujer.
  3. Llamarse durante el día. Esto es algo muy sencillo pero muy efectivo. Cuando llamas o envías un mensaje a tu pareja a lo largo del día, implícitamente le estás diciendo que le recuerdas y que le echas de menos.
  4. Dedicar, al menos, una hora a la semana para estar juntos y solos. Es muy común que, con el paso del tiempo, las parejas dejen de darle prioridad al tiempo que pasan a solas y sacrifiquen estos espacios para asumir deberes u otros compromisos. Incluso si ambos están muy ocupados, es importante que dediquen, al menos, una hora a la semana para llevar a cabo alguna actividad que disfruten en pareja.
  5. Cultivar el sentido del humor. El sentido del humor en una pareja da cuenta del nivel de complicidad que hay entre los dos. En una pareja, se comparte la vida, se asumen responsabilidades y, entre otras muchas cosas, se crean proyectos en común, pero también se debe conserva la capacidad de reír juntos (incluso de sí mismos). Esto supone estar cultivando un hábito sano de intimidad y camaradería.
  6. Irse a la cama juntos. Cuando haces esto estás dándole prioridad a tu relación por encima de otras actividades y obligaciones. Coincidir en el momento de irse a dormir es abrir un espacio para la comunicación, la intimidad, el contacto y el deseo sexual que no se presentará si uno de los dos llega a la cama cuando el otro ya está dormido.
  7. Charlar antes de dormir. En lugar de quedaros dormidos frente a la pantalla del televisor, intentad conversar un rato. Se puede convertir en un buen momento para acercaros el uno al otro, ya sea para contaros lo que os preocupa, charlar sobre alguna curiosidad o enterarte de lo que ha ocurrido durante el día.
  8. Darse siempre un beso de buenas noches. Este gesto, aunque puede parecer insignificante, fortalece enormemente los lazos de amor que hay entre los dos. Cuando os besáis antes de dormir, os vais a descansar guardando como último recuerdo del día un gesto amoroso por parte de tu pareja.
  9. Hablar de sexo. Si no hablas de sexo con tu pareja, ¿entonces con quién lo harás? Este es un tema tabú en muchas personas y dentro de muchas relaciones, pero no hay nada más saludable que ponerlo sobre la mesa y hablar de ello. Además, conversar sobre sexo os permitirá expresar vuestros gustos y necesidades en un marco de confianza y amor.
  10. Escucharse para tratar de entender y comprender, no para responder. Cuando discutas o argumentes con tu pareja, no escuches sus razones pensando en cómo responder para tener la razón. Lo importante no es salir vencedor, sino fortalecer la relación. Escucha para comprenderle, intenta, por difícil que sea la situación, ponerte en su lugar, y pídele que haga lo mismo cuando expones tus razones. Practicar la escucha empática en pareja mejora considerablemente los lazos de confianza y comunicación.
  11. Resolver los conflictos fuera de las discusiones. Muchas parejas sólo hablan de sus problemas cuando discuten. Hablar de las cosas que no van tan bien evitando estas situaciones de enfado y conflicto, ayuda a que los inconvenientes se solucionen de raíz y de manera más efectiva.

Intenta poner en práctica estos sencillos hábitos y notaras cómo, poco a poco, tu relación de pareja se fortalece, a la par que crece y madura de manera sana.

¡Un saludo!

Deja un comentario