Nativos Digitales. Educa a tus hijos en el uso de la Nuevas Tecnologías

nativos

Los nativos digitales son aquellas personas que, rodeadas desde temprana edad por las nuevas tecnologías (por ejemplo: ordenadores, videojuegos, teléfonos móviles, tablets, etc.) y los nuevos medios de comunicación que consumen masivamente, desarrollan otra manera de pensar y de entender el mundo. Para nadie es una novedad que, quizá por primera vez en la historia, los niños conocen y manejan mejor que sus padres la tecnología. Esos niños han crecido rodeados de medios digitales y los manejan con mucha facilidad.

Basta echar un vistazo a algunos titulares de la prensa para hacernos una idea:

  • El 40% de los niños de 2 años “trastean” con el móvil o la tableta” .  
  • “El 72% de los niños de 8 años manejan las nuevas tecnologías”.
  •  “El 80% de los adolescentes entre 10 y 15 años están inmersos en las nuevas tecnologías”.
  • “Los adolescentes utilizan el móvil unas 3 horas diarias (WhatsApp, Instagram, correo, redes sociales, juegos, etc.)”.

Con estos titulares queremos llamar la atención sobre la importancia y necesidad de educar y guiar a nuestros hijos en el contexto de las nuevas tecnologías

¿Miedo al “mundo digital”?  

No. Temer el mundo digital provocará que lo evitemos y nos desinformemos. Conviene resaltar la importancia de estar al día sobre el uso que hacen los niños y adolescentes de las nuevas tecnologías, cuáles son los juegos o Apps de moda, cuáles aportan conocimiento adecuado para su edad y cuáles no, etc.

Una segunda razón por la que no tener miedo de ese mundo digital es que corremos el riesgo de mantener a nuestros hijos en una burbuja que les aísle de la tecnología. De esta manera, si alejamos al niño de la tecnología lo convertiremos en un “huérfano digital”.  Si esto sucede, pasados unos años, el niño manifestará dificultades para adaptarse a la realidad diaria, ya que muchas herramientas que estén a la orden del día serán grandes desconocidas para él.

Como padres podemos ayudar a nuestros hijos a utilizar de un modo inteligente las nuevas tecnologías estimulando la curiosidad, el interés, el razonamiento y el aprendizaje según la necesidad del momento, al mismo tiempo que fomentemos su uso constructivo.

Cómo fomentar el uso constructivo del mundo digital

Que el uso de las nuevas tecnologías sea constructivo significa que aportará conocimiento útil al niño y colaborará en su proceso de maduración. Para ello, esta práctica tiene que estar dotada de supervisión por parte del padre/madre y de autocontrol por parte del niño, puesto que no todos los momentos serán buenos para “conectarse”.  Jugar y realizar una búsqueda conjuntamente padre e hijo en la que se evidencien las posibilidades de la tableta o el smartphone, presenta la tecnología como una herramienta segura y pone límites sobre cómo debe ser el acceso a la misma.  De lo contrario, el niño desconectará de otros estímulos que estén a su alrededor y perderá de vista herramientas importantes.

La importancia de la seguridad: usa filtros parentales. Los filtros parentales son una opción, podemos restringir el acceso a ciertas páginas y zonas. Ahora bien, también podemos instruir a los chicos sobre cómo acceder a aquello que les aportará un conocimiento adecuado con el fin que pregunten y entiendan el porqué.

Pautas para que los padres gestionen el uso de las nuevas tecnologías.

Algunas pautas concretas que se pueden incorporar al sistema familiar: 

  • Prestar especial atención con el uso de dispositivos durante las comidas. Esto supone educar en la autorregulación del placer inmediato y la tolerancia a la espera. Por ejemplo, por lo que respecta al uso de tabletas y smartphones durante el almuerzo y la cena, una propuesta que se puede hacer es que todos los miembros de la familia dejen los aparatos en una caja destinada a este fin.  Así pues, mientras estemos sentados en la mesa conversando y compartiendo cómo les ha ido el día, no tendrán contacto con el teléfono, el correo electrónico o el chat, consiguiendo así que toda la atención se centre en una única conversación en lugar de que existan tres o cuatro en paralelo (uno responde a un WhatsApp, otro revisa la bandeja de entrada, otro responde a una llamada, etc.) .
  • Para niños más pequeños es importante recordar que el teléfono/ tableta / ordenador es del adulto y es él quien cede el espacio de juego bajo su supervisión.  Así pues, el niño no accede cuando quiere, el adulto decide los tiempos.
  • Por otro lado, también en niños más mayores, es importante hablar con ellos y pactar dichos tiempos de conexión igual que lo hacemos con otras tareas. 
  • En el caso del ordenador es muy recomendable ponerlo en un espacio común, así estaremos atentos a qué tipo de búsquedas realiza.  

Una última consideración. Quisiera resaltar un aspecto que ya hemos mencionado.  A veces parece que el niño se entretiene solo con aquel juego o aplicación y no es necesario que participemos del momento.  Las nuevas tecnologías no deben funcionar como “apaga niños” y cubrir la función de “estar entretenidos” sin más.  Es necesario insistir en la importancia de jugar conjuntamente, compartir emociones y aprender padres e hijos de la mano.  En realidad, este es el mejor modo de transmitir el punto de vista del adulto y escuchar las dudas y curiosidades del pequeño.

Para finalizar, conviene recordar a todos los padres que, por el hecho de que los hijos hayan nacido en la era digital, no saben más que el adulto.  Los padres, con su madurez y experiencia, poseen las herramientas necesarias para identificar, discernir y regular qué es apropiado y qué no en relación a Internet.  Es responsabilidad del adulto educar en este sentido.

¡Un saludo!