Señales de que algo no va bien en tu relación de pareja (I)

pareja separada

Todos los que inician una relación de pareja lo suelen hacer cargados de ilusión y esperan (o creen) que la misma va a ser igual de buena para siempre. En cambio, todo tiene su ciclo de vida y la relación de pareja no es una excepción. En este ciclo de vida de la relación de pareja se van a dar buenos y malos momentos. Pero para que la relación continúe y siga madurando y fortaleciéndose, los primeros deben ser más frecuentes que los segundos.

Es bien sabido que el deterioro de la relación causa mucho sufrimiento y dolor y, además, una relación de amor nunca se acaba bruscamente, de un día para otro, sino que siempre pasa por un proceso de deterioro progresivo.

Así pues, ¿cómo podemos darnos cuenta de que la relación que tenemos está corriendo peligro y que necesitamos cambiar nuestra dinámica con nuestra pareja? Para responder a esto, deberemos fijarnos en algunas señales que nos alertan y nos muestran que la relación no va por buen camino, si la aparición y frecuencia de estas señales va siendo cada vez mayor. Veamos algunas de estas señales de alerta:

  • Falta de comunicación efectiva. Esto tiene que ver con que hace tiempo que no os comunicáis a nivel íntimo o emocional. Es decir, ya no se siente ilusión por contarle a tu pareja cómo es tu vida, cuáles son las novedades del trabajo, qué has hecho con tus amigos, cuáles son tus inquietudes, tus pensamientos, tus deseos, etc. Se pierde la alegría por compartir aspectos personales de la vida y la comunicación se limita a intercambiar información: “hoy no vengo a comer”, “acuérdate de comprar el pan”, “el niño ha suspendido en matemáticas”, etc. Parece que en la pareja ya no tienen nada que decirse o que ya está todo dicho entre ambos. Esta situación contrasta con el inicio de la relación cuando ambos pasabais horas hablando.
  • Procuráis evitar estar juntos, por lo que vivís en “mundos paralelos”. Se refiere a que prefieres cualquier otra actividad (sea la que sea) al estar con tu pareja o que buscas rellenar los huecos de la agenda con otras actividades (gimnasio, grupo de amigos, aficiones, etc.) que te “impiden” disfrutar de tiempo junto a él o ella. Ni que decir tiene que es fundamental que la pareja comparta actividades e intereses, que participen en la vida social y profesional de cada uno y que conozcan las actividades y el ambiente de cada uno. Si esto no sucede, si cada uno lleva sus actividades e intereses por separado, se crean dos mundos paralelos y las cosas en común van menguando. Cuando dos mundos paralelos se instalan firmemente en la vida de ambos, la relación puede llegar a un punto donde no hay retorno.
  • El nivel de tolerancia ha bajado drásticamente, lo que te hace estar siempre “a la defensiva”. Esto supone comportamientos y actitudes tales como:
    • Predomina el hecho de que ambos os fijáis más en los defectos del otro que en sus virtudes. Es decir, ponéis el foco de atención en que el otro tiene que cambiar, olvidando que el cambio comienza por uno mismo.
    • Esto puede llevar a actitudes de desprecio de la otra persona. Esto es muy alarmante para la relación ya que cuando se comienzan a ver todos los defectos de una persona, insistiendo una y otra vez en ellos, es porque la mente se está preparando para una próxima ruptura.
    • También cuando sientes que las cosas que dice tu pareja te comienzan a incomodar, o te irrita escucharla hablar y te muestras disconforme y beligerante con la mayoría de las cosas que hace.
    • Y, por último, cuando lo que habláis lo hacéis a gritos y con el afán de haceros daño. Esto es, en definitiva, lo que hace que ambos estéis a la defensiva la mayor parte del día.

Si os identificáis en vuestra relación de pareja con algunos de los aspectos que hemos señalado aquí y creéis que podéis necesitar ayuda en este sentido, no lo dudéis: buscad ayuda profesional. Recordad de desde demostaza.es podemos ofrecer esta ayuda y de que estaremos encantados de hacerlo.

Continuaremos la próxima semana comentando más señales que indican que algo no va bien en tu relación de pareja.

Hasta entonces,

¡Un fuerte abrazo para todos!

Deja un comentario